viernes, marzo 16

Salvador Elizondo.




EL GRAFÓGRAFO


a Octavio Paz



Escribo. Escribo que escribo. Mentalmente me veo escribir que escribo y también puedo verme ver que escribo. Me recuerdo escribiendo ya y también viéndome que escribía. Y me veo recordando que me veo escribir y me recuerdo viéndome recordar que escribía y escribo viéndome escribir que recuerdo haberme visto escribir que me veía escribir que recordaba haberme visto escribir que escribía y que escribía que escribo que escribía. También puedo imaginarme escribiendo que ya había escrito que me imaginaría escribiendo que había escrito que me imaginaba escribiendo que me veo escribir que escribo.

3 comentarios:

J. Manuel E. Glez. de A. dijo...

¡Qué buena pluma! ¿Quién viera mexicanos tan elocuentes? Lástima que sean casi anónimos estos representantes ilustres de la "raza cósmica". Y que no tengan más mercado que los politicuelos con pretensiones mesiánicas.

¿Para qué poetas en tiempos terribles? (Hölderlin)

Enrique G de la G dijo...

Qué onda, señor, ¿cómo andas? Buena la autobiografía de Chandlor.

Aquí sigo, en Berlín, redactando unas páginas que me gustaría en algún momento imprimir bajo el título de tesis doctoral. Aunque temo pasar más tiempo leyendo que escribiendo...

Salud

PS. "Wozu Dichtern in dürftigen Zeiten?", reza el verso de Hölderlin (cito de memoria)

Phi.Lord Chandos dijo...

Pues el 19 de marzo, fiesta de San José, me peleé muy fuerte con Miguel. Rompimos toda relación. Creo que ya era necesario. Pero estoy bien: tranquilo, relajado, comprometido.

¿Cómo la ves?

Salud,

Alonso.