martes, marzo 25

Me retracto

Justo cuando creía que mi lenguaje florido, de barrio, era una larva literaria con la capacidad de sufrir una metamorfosis antes de ser literatura, me topo con un textillo de Alfonso Reyes (Apolo o de la literatura). Idiota.

"Ni verso ni prosa literarios pueden confundirse con el habla común. No es verdad que Monsieur Jourdain hablara en prosa: hablaba en coloquio, que es distinto. El abuso se ha introducido en los hábitos del portugués, que para decir: 'Me agrada conversar con Fulano', suele decir: 'Gusto de su prosa'. Pero eso no es prosa. Tampoco dijo la verdad Juan de Valdés al afirmar ligeramente: "Escribo como hablo". Nadie habló nunca como él escribe. Al llegar a la operación literaria, muda el régimen de conciencia como si nos acercáramos a algún oficio religioso."

Primero. Juan de Valdés se me adelantó. Segundo. Fui tan ingenuo como Juan de Valdés. Me lleva la chingada. O nunca mis improperios serán literarios. O, bien, nunca he escrito literatura. Gracias Don Alfonso.

Carajo.

3 comentarios:

The Phoenix dijo...

No soy aficionado a la censura, pero alguien debería moderar los comentos de este blog que tengo en alta estima.

¡En buena lid!

The Phoenix dijo...

En cuanto al post, que fué lo primero que debí comentar, diré que yo no veía oposición, querido Castel: a menos que esa declaratoria de que como hablas escribes, te referías a la escritura literaria, porque no estoy tan seguro que toda escritura sea literaria, ni que toda literatura sea escritura.

Salú!

Nota Bene: El sábado hay reunión en casa de Juan y Llov. Es mi cumple. Tas invitado, chavo.

Justo Medio dijo...

Yo creo que todo es siempre un intento. Digo, un intento. Digo, un intento.