viernes, marzo 27

Es importante no olvidar

...que el burgués se ahorcó a la hora sexta.

4 comentarios:

El Justo Medio dijo...

A propósito de esta hermosa, y terrible, frase de Bloy, he recordado lo que él mismo dice en otro lugar del mimso burgés. La cosa es más o menos ésta: los apóstoles fueron constituidos por Jesucristo como jueces de los hombres. Judas, no dejó de ser apóstol. ¿A quién entonces juzgará Judas? A quien no devuelve las monedas. Él, al menos, resituyó las monedas que fueron pagadas por el precio de Cristo. Así que Judas será el juez de aquel que no restituya lo que debe ser restituido. Judas será el juez de los ricos, será el juez del burgués que ríe y se rasca el ombligo, del que come caviar y salmón mientras otros tienen tifoidea o comen junto a las larvas propias de las cloacas a donde han sido expulsados por el rico. O ambas.

Phi.Lord Chandos dijo...

Dura es la doctrina. ¿Quién podrá seguirla?

Sergio (Φοῖνιξ) dijo...

Se ahorcó, ¿por que no pasó su tarjeta?

Josemaría Llovet Abascal dijo...

Podrías explicar un poco más por qué los apóstoles son jueces de los hombres?