viernes, noviembre 7

Es lo que hay.


Yo: ¿Y qué te cuentas?


JM: Pues no mucho. Lo de siempre: relaciones afectivas tormentosas y atormentadoras, trabajo (a veces) interesante, frustración burguesa, languidez espiritual, desencanto general y búsqueda de Dios, creo. Lo de siempre, ya digo.


Yo: ¡Totalmente lo de siempre!

5 comentarios:

Marifer dijo...

Jajajajajajaja. Totalmente, lo de siempre, querido JM!

Anónimo dijo...

jaja sí a veces eso es lo de siempre

Manuel Aragón dijo...

Coño.

Ociosofía dijo...

Yo que creí que cambiaba la trama de la vida. Pues no. Ergo: lo de siempre. Muy bien la imagen, buen corolario.

Ociosofía dijo...

Yo que creí que cambiaba la trama de la vida. Pues no. Ergo: lo de siempre. Muy bien la imagen, buen corolario.