viernes, noviembre 7

Estoy cansado

de toser, estornudar, sentir escalofríos, sonarme, dar clases, levantarme temprano, tragar pastillas, de los mocos blanquecinos, beber jarabes, esconderme de las corrientes de aire, amordazarme en el frío, arroparme con cuatro prendas; estoy cansado de congelarme en la sombra y sudar bajo el sol, de dormir incómodo y despertar molido, de la lengua seca y los labios de papel, de los pañuelos húmedos en mis bolsillos o de los pañuelos acartonados, de los orines que hieden medicina y del sabor dulzón de las flemas.

Pinche gripe.

10 comentarios:

Julia Martín dijo...

Jajajaja... de acuerdo.

Phi.Lord Chandos dijo...

Siempre tan plástico y prosaico. Siempre.

The Phoenix dijo...

pues ya que estás en cama, mejor dedicate a rascarte el escr...

Phi.Lord Chandos dijo...

Siempre jalando agua para tu molino, Serch. Siempre.

Salud!

david-. dijo...

Todo siempre es igual y lo mismo, caray.

Manuel Aragón dijo...

Permíteme terminar tu enunciado, cher Gino:
Que se vayan todos a la mierda.
(Lo que confirma que, en efecto, todo es siempre es igual y lo mismo. La vida y la situación...)

Justo Medio dijo...

Hay muchos modos de vivir la gripe. Describiste una.
Otra es no tomar absolutamente nada, ningún medicamento, permitir que tu cuerpo sea destrozado, y con el tú.

A la Illich.

Ociosofía dijo...

De acuerdo con todos. Y gracias por aclarar que era la gripe, me parecía una metáfora de cualquier otra cosa como, no sé, la vida. Del tabardillo que se desprende un poco por la época.

patzarella dijo...

¡qué asco!

david-. dijo...

¡Qué asco de época!