miércoles, abril 16

Tabardillo profundo y ojo gacho.


Thom York.
P.S. Me parece muy curioso que Thom York no tenga ni una arruga. Creo que es la ventaja de la parálisis facial

5 comentarios:

Garcín Altoalcázar dijo...

Esto, claro, a propósito del "grunge de los noventa", que a Chesterton deprimía ya cien años antes. ¿Cómo no iba a ser así?

Deja ya, amigo, tu música autodestructiva y deprimente. Mientras sigas con Kurt, voz-de-dragón-viejo y este chatín, no serás feliz.

david-. dijo...

¿Y qué tal Leonard Cohen como voz-de-dragón-viejo?

david-. dijo...

Cada vez le crece más el ojo gacho ¿no? Es como la expresión más plena del cambio de la merry England al grunge noventero a partir de la canaille bienoliente. "Mirad, amigos: así sería Robin Hood en los noventa" (por exceso de absenta).

The Phoenix dijo...

O del Botox, checa a Madonna.

RACHE dijo...

Bien bien.

Thom Yorke es chingón y por eso no tiene arrugas.

Un saludo.